BOLAS DE CRISTAL + BOLAS DE FENG SHUI | Como usarlas 🔮
214
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-214,theme-bridge,bridge-core-1.0.6,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

BOLAS DE CRISTAL

BOLAS FENG SHUI

BOLAS DE CRISTAL

¿QUÉ ES UNA BOLA DE CRISTAL?

La bola de cristal es un elemento clásico de comunicación sensitiva que se usa como medio para adivinar tanto el pasado como el futuro. La esfera suele ser de vidrio y para lograr el efecto de adivinación, se debe proyectar la mente hacia el centro de la bola de cristal, focalizarse en ella y las imágenes empezarán a tomar forma, de manera clara o simbólica.

BOLA DE CRISTAL Y LA ADIVINACIÓN

La bola de cristal es una de las formas más conocidas para la adivinación a día de hoy junto a las cartas del Tarot. Esta manera de adivinación, que ya se realizaba desde tiempos ancestrales, aunque con cristales o minerales en bruto, se hace popular a lo largo del siglo XV en Europa por los videntes que eran capaces de concentrarse en esa esfera de cristal e interpretar las imágenes que eran capaces de vislumbrar.

 

La bola de cristal es una esfera llena de magia capaz de reflectar las energías positivas allí donde esté y de absorber las negativas. Por eso, no solo se usa en sesiones de adivinación, también es un elemento prácticamente decorativo que ayudar a combatir las energías negativas y a potenciar las positivas.

 

Leer las bolas de cristal es una disciplina difícil de dominar para un adivino, ya que se necesita un nivel muy alto de concentración que permita llegar a un estado de consciencia que permita interpretar las imágenes, que generalmente suelen ser símbolos, manchas o incluso números que el vidente debe interpretar correctamente.

 

Actualmente, las bolas de cristal se usan en sesiones de tarot por videntes y tarotistas como complemento para el empoderamiento y la orientación más que como elemento adivinación en sí. Es una guía que junto a las cartas, el vidente usa para indagar en aspectos que están relacionados con el pasado, presente o futuro de la persona que acude a sus servicios.

ORIGEN DE LA BOLA DE CRISTAL

Desde tiempos inmemoriales, se ha usado los cristales para la práctica de la observación y por tanto, de la adivinación a través de este material. Los incas, los chinos, persas o egipcios han usado esta técnica a través de cristales para lograr la adivinación del pasado o del futuro.

 

Pero, seguramente, el primer uso como tal de una bola de cristal se le puede adjudicar a los Druidas Celtas de Galicia, Irlanda y Gran Bretaña que usaban un mineral llamado berilo y que pulieron hasta convertirlo en una esfera y así aumentar sus propiedades reflectantes y conectarse con las energías de la luna. Los primeros que usaron esta técnica, observaban los cristales profundamente hasta caer en un gran trance meditativo que permitiría así el subconsciente abrirse y revelar evidencias del pasado, presente o futuro.

BOLAS DE FENG SHUI

¿QUÉ ES EL FENG SHUI?

Literalmente se traduce Feng Shui como viento y agua. Es un arte milenario que tiene su origen en la cultura China y que busca mantener el equilibrio entre el medio ambiente, el medio que nos rodea y el ser humano. Es decir, es una disciplina que busca mejorar el hábitat que rodea al ser humano, el diseño, la arquitectura, el medio ambiente en el que se desenvuelve, ya sea una oficina, una casa, etc. Busca el equilibrio y la armonía entre ambos.

¿QUÉ ES UNA BOLA DE FENG SHUI Y PARA QUE SIRVE?

Una bola de Feng Shui es una pequeña bola de cristal tallado que no solo tiene un uso decorativo, sino que funciona como un elemento que amplifica la buena energía creando un ambiente más positivo, con mayor armonía.

 

Existen numerosas formas de bolas de Feng Shui pero quizás la más conocida es la que tiene forma de lágrima.

¿DÓNDE COLOCAR LA BOLA DE FENG SHUI?

Las bolas de Feng Shui no se pueden colocar en cualquier sitio. Para que sean efectivas se deben situar en los sitios adecuados:

 

Delante de la ventana: se recomienda poner una bola de Feng Shui de color blanco transparente para recoger la luz y expandirla por toda la habitación llenándola de esa gran energía que recibe del Sol.

 

En el centro de los pasillos: en los pasillos y sobretodo en los que son largos, se suele mezclar un sinfín de energías ya que no circulan con facilidad. Una bola de Feng Shui en medio de dicho pasillo traerá ese equilibrio de energía y hará que fluyan con facilidad.

 

Encima del sitio donde se trabaja o estudia: cuelga una bola de cristal en aquel lugar donde normalmente trabajes o estudies ya que puede ayudarte a enfocarte con mayor facilidad y a aclarar tus pensamientos. Lo ideal es ponerla justo encima del escritorio pero si no puedes colgarla del techo, puedes colgarla del flexo.

 

Esquinas: coloca una bola de Feng Shui en aquellas esquinas vacías ya que suelen acumular malas energías y dicha bola hará que fluya sin problema.

 

Espacios diáfanos: en aquellos espacios amplios y en el que no existe separación física entre ambas estancias, usa una bola para realizar una separación imaginaria y mantener las energías del Chi correcta y ordenadamente.

 

En puertas o ventanas enfrentadas: colocar una bola de Feng Shui en aquellas estancias cuya ventana y puerta están enfrentadas, es decir, justo una enfrente de la otra. Coloca dicha bola justo en el medio y ayudará a que la energía fluya de manera correcta.

PROPIEDADES DE LAS BOLAS DE FENG SHUI

Debido a su efecto reflectante de luz, las bolas de Feng Shui tiene el poder de distribuir y potenciar la energía del CHI en aquel lugar donde es colocada.

Es capaz de absorber las energías negativas y amplificar las positivas. Permite controlar esa energía y aportar equilibrio, calma, vitalidad a aquellas zonas donde podamos colocar las bolas. Trae armonía al espacio en la que las situemos.